Consejos vendo que para mi no tengo – Autocrítica

Este post es una autocrítica a mi yo interior y a mi segunda cuenta de instagram @imperfecologista.

Empecé este espacio en instagram para compartir con vosotros las alternativas sostenibles que iba adoptando y que iba descubriendo poco a poco.

Lo cierto es que mi vida no es muy sostenible últimamente, me he acomodado y me he dejado llevar por el sistema en el que vivimos.

No puedo evitar que esta cuenta me haga sentir a veces como un pequeño “impostor” y eso tampoco está bien. Es una sensación inevitable ya que en esta cuenta sigo a mucha gente, que bien, o tiene un estilo de vida sostenible, o pretende transmitir que lo tiene. Ver que mis anteriores posts están tratando de dar un mensaje que no estoy cumpliendo a día de hoy, me hace sentir mal. Y es NORMAL.

En parte estoy escribiendo estas palabras porque sé que probablemente no estoy solo, y con ello tratar de normalizar un poco esta situación en la que nos sentimos pequeños impostores. ‘Errare humanum est’.

El mundo está hecho de una forma muy poco sostenible, y tratar de luchar contra todo eso de golpe a veces es muy difícil.

Creo que la clave está en intentar aplicar poco a poco pequeños cambios en tu vida para hacerla sostenible pero sin que eso te llegue a generar estrés. La salud mental es muy importante y la vida te da muchas sorpresas positivas y negativas que te hacen tener más o menos fuerza para sobrellevar esos cambios.

Positiva y conscientemente voy a hablar ahora de los únicos cambios que realmente a día de hoy ya aplico a diario:

  • Usar jabón en pastilla a la hora de ducharme.
  • Usar cepillo de dientes de bambú.
  • Pasarme al sistema de afeitar de brocha y cuchilla de antaño, sin plásticos.
  • Llevar el agua filtrada en casa en un termo y no usar botellas.
  • Usar bolsa reutilizable para la compra.
  • Alargar la vida útil de la tecnología que tengo y intentar comprar segunda mano.
  • Vender/donar lo que no necesito en vez de tirarlo.

Cambios que me gustaría aplicar y cambiar en mi rutina:

  • Comprar a granel con envases reutilizables. En general, evitar más los plásticos de un solo uso. Compro muchos quesos, zumos, carnes, snacks, etc. que la mayoría vienen en envases de un solo uso. Esto es lo que más me va a costar cambiar.
  • Comer menos carne. A veces es difícil evitar no comer carne cuando te gusta mucho el sabor y vives con gente que compra carne. Ahora que empieza el curso voy a mudarme de nuevo a vivir a un piso compartido y espero mejorar en esto.
  • Comprar ropa de segunda mano. Tengo que informarme porque no sé qué tiendas hay a mi alrededor y me da cierto reparo ir a estos sitios en mi país. Cuando vivía en Japón eso no me pasaba ya que en Japón es bastante común encontrar sitios así, pero aquí si me da reparo y es algo que me gustaría cambiar.
  • Comprar menos en supermercados y apoyar los comercios locales.
  • Comprar y cocinar más producto local.
  • Asistir a eventos de recogida de basura de ríos, montañas, playas, etc.
  • Evitar ir a sitios de comida rápida ya que usan empaquetados de un solo uso.
  • Tener mis propias plantas aromáticas o vegetales.

Por todo lo que he descrito en este post no me considero en absoluto un ejemplo a seguir de persona con una vida sostenible y de ahí que el nombre de mi cuenta sea @imperfecologista, aunque todo el tema que engloba intentar vivir de una forma más amable con el planeta me interese muchísimo.

De todas formas, sé a ciencia cierta que nunca voy a dejar de ser imperfecto.